SALVACIÓN

Cucaracha enorme. A punto de magullarla…: “¡No me mates, soy Gregorio Samsa!”, Lulú, que conocía la historia, se detuvo; el insecto, voló hacia una fisura.

-José Alfredo Torres-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *